A menudo se me ‘acusa’ de ser demasiado positivo en mis ideas y mi visión. Bueno, si es así, acepto esas ‘acusaciones’. Esto no quiere decir que ignore las injusticias, la crueldad, los acontecimientos inhumanos que ocurren en el mundo. Durante mucho tiempo tales aspectos solían atraer mi atención. Lo que significa es que tomé la decisión consciente de no permitir que esos comportamientos negativos y perturbadores afectaran mi conducta y mi visión a largo plazo. Enfoco mi percepción sobre los futuros potenciales de la humanidad en este planeta y el largo alcance del despliegue evolutivo. No acepto que las acciones crueles y mezquinas de otros me distraigan y me disuadan de conectarme con la bondad esencial del ser humano – que también es el devenir humano. ¡El futuro está aquí – y va a durar mucho tiempo!

Como mencionaba en mi último boletín, desearía deliberar sobre cómo preveo que la nueva generación de niños pequeños que están naciendo repercutirá sobre nuestros actuales sistemas sociales y culturales. En mi libro más reciente: THE PHOENIX GENERATION: A New Era of Connection, Compassion & Consciousness, analizo estos temas. En las ‘Reflexiones’ de este mes me gustaría empezar examinando cómo los miembros de esa Generación Fénix podrían marcar el inicio de cambios en las áreas de los medios de comunicación, los estilos de vida, y las tecnologías emergentes.

 

La Generación Fénix – Cambios en la Elección de Estilos de Vida.

 

Aquellos que alcanzarán la mayoría de edad en las dos próximas décadas, a quienes me refiero como la Generación Fénix, mostrarán notables diferencias en el consumo – y la producción – de medios de comunicación: no solo serán consumidores sino ‘prosumidores’ (productores y consumidores) activos de sus  contenidos. Se implicarán activamente en la información y, si sienten que los medios a los que están expuestos no representan para ellos la verdad, buscarán generarla por sí mismos. Esa participación creativa también supondrá un impacto en sus elecciones de estilo de vida

 

Medios de Comunicación y Estilo de Vida

A continuación se describen una serie de aspectos clave que presiento caracterizarán los cambios en los medios de comunicación y en las elecciones de estilo de vida de los miembros de la Generación Fénix:

  1. Las mentes jóvenes se sentirán cansadas de unos medios que siembran y patrocinan el miedo. A medida que la inteligencia instintiva sea más evidente, caerán las falsas fachadas y será más difícil que la gente se vea marginada hacia distracciones controladas mediante entretenimientos banales. La vieja programación que ha dominado los principales medios de comunicación durante las pasadas décadas solo ofrece contenidos vulgares y crueles que se deleitan en dramas estresantes de alta tensión: conflictos, asesinatos y espionaje sexual. Dicha programación dejará de inspirar a la nueva generación de los más jóvenes.

  2. Habrá un cambio de los contenidos abordados por los medios hacia aquellos que elevan a la persona en lugar de enclaustrarla. Esa transformación será provocada por la creciente demanda popular de una programación más informativa. Las mentes y los corazones jóvenes de la Generación Fénix rechazarán progresivamente las noticias y las influencias negativas, y de manera natural se alejarán de tales energías. Los principales medios de comunicación se verán forzados – por las cifras de audiencia y en consecuencia por los ingresos por publicidad – a emitir programas más inspiradores y edificantes.

  3. Dichos medios se verán grandemente afectados por el rápido aumento de medios comunitarios. Las grandes corporaciones continuarán surgiendo y consolidándose y al mismo tiempo encontrarán difícil existir en un entorno de consumo cada vez más centrado en gente que rechaza su estilo de difusión. Conforme la gente busque historias locales que les inspiren e interesen, los que ahora se llaman ‘medios alternativos’ se harán más populares. De manera que no sólo los medios comunitarios experimentarán un resurgimiento – gracias en gran parte a la tecnología apropiada – sino que también los auto-editados se irán convirtiendo progresivamente en la norma. Los miembros de la Generación Fénix serán productores de contenidos – creando, produciendo y distribuyendo medios inspirados en sus propios intereses. La era de los medios corporativos controlados de arriba-abajo, que dejarán de ser la fuerza dominante, habrá pasado.

  4. Los jóvenes se convertirán en sus propios periodistas – creando, produciendo y externalizando sus servicios. Serán individuos que no solo participarán con sus historias y noticias en los medios tradicionales sino que crearán sus propias plataformas mediáticas. Muchas voces nóveles llegarán a ser reconocidas y confirmadas como fuentes creíbles de información. Jóvenes activistas mediáticos de todo el mundo podrán proporcionar información con más rapidez que los periodistas convencionales. También informarán desde áreas donde los medios tradicionales no puedan, o no quieran, ir, como por ejemplo territorios con conflictos violentos locales o comunidades selectivas. A medida que la gente prefiera producir y compartir sus propias noticias, historias y eventos la programación entre iguales se hará más popular.

  5. Mientras los medios tradicionales y los gobiernos sigan creando vínculos más estrechos la transparencia se convertirá en la nueva consigna. A medida que los contenidos online estén cada vez más controlados por los gobiernos y sean manipulados por los conglomerados mediáticos, la transparencia y la integridad se convertirán en una cuestión central. Las generaciones de jóvenes darán la espalda a los intentos de controlar y gestionar el flujo de información. Conforme el poder de la imagen pase de las manos de unos pocos a las huellas dactilares digitales de la mayoría el panorama mediático no volverá a ser el mismo.

  6. Los cambios en las actitudes mediáticas también reflejarán cambios en la elección de los estilos de vida. La gente reivindicará aquellas experiencias e impactos que sean positivas y que aporten a la vida armonía en lugar de desorden. Se buscarán estilos de vida con determinadas características deseables que incluirán reconciliación, armonía, coherencia, ausencia de juicios, perdón, comunicación consciente, amor, comprensión, transparencia, honestidad, integridad y, por supuesto, humor. Habrá un mayor reconocimiento del papel y el lugar de la meditación en las vidas de la gente. Durante estos años más y más gente irá cambiando sus prioridades vitales, buscando sentido y bienestar en lugar de estatus profesional y dinero. Con el paso del tiempo esto se pondrá de manifiesto en mucha gente que dejará sus empleos tradicionales y buscará maneras nuevas y alternativas de sustentarse que propicien el desarrollo interno y el bienestar.

  7. Conforme la gente joven vaya buscando entornos más nutricios donde vivir se producirá un cambio en la elección de hábitats. Esto puede dar lugar a que mucha gente joven abandone las áreas urbanas abarrotadas o los tristes barrios suburbanos y como alternativa desee rejuvenecer sus vecindarios transformándolos en distritos vibrantes. Es probable que ello resulte en una revitalización de las comunidades locales que haga énfasis en la sostenibilidad. Las mentes creativas de la Generación Fénix se esforzarán en construir nuevos modelos y maneras de hacer las cosas que sean más armoniosos con el medio ambiente y los sistemas ecológicos. A medida que la gente busque bienestar y sentido personal emergerán con rapidez nuevos estilos de vida sostenibles que estén en equilibrio con los límites y los recursos físicos. Nuevas comunidades, ciudades, pueblos y regiones se adaptarán a hacer las cosas de modo diferente en consonancia con la creciente autoridad interna de las jóvenes generaciones.

La Generación Fénix y las Tecnologías Emergentes
Durante las décadas venideras del siglo XXI el ritmo de expansión exponencial de los descubrimientos será extraordinario. Los miembros de la Generación Fénix nacerán en un mundo donde las nuevas tecnologías de comunicación y colaboración mejorarán la conexión con el mundo que les rodea. Tendrán un estilo de vida apoyado en la tecnología como nunca hasta ahora. Crecerán acostumbrados a interactuar con ella de formas que aún están por ver. Las nuevas mentes jóvenes tendrán una relación sin precedentes con la tecnología y sus implicaciones. Lo que sigue es un breve esbozo de los cambios que probablemente veamos:

  1. Los temores acerca de la privacidad, la recopilación de datos y la sociedad de vigilancia darán paso a tecnologías que mejoren la transparencia, la conexión y la colaboración. El viejo paradigma de uso de la tecnología, que jugó un papel en la globalización neoliberal y la gobernanza autoritaria, al principio combatirá el aumento de las redes sociales no gobernadas. Estas luchas pueden predominar durante los estadios iniciales, hasta que el nuevo pensamiento sea capaz de alinear las tecnologías con modelos de transparencia y cooperación abierta. Entonces se desarrollarán tecnologías que creen el marco para una sociedad planetaria basada en una ética de compartición y apertura ligada al respeto a la privacidad. Las tecnologías de comunicación y conexión continuarán fomentando entre las gentes de todo el mundo un sentido de solidaridad. A medida que la generación más joven vaya colaborando para desarrollar y compartir la innovación y el progreso tecnológicos, la cultura de código abierto llegará a ser dominante.

  2. La nube online se convertirá en el ámbito predominante de almacenamiento, transmisión e interacción de la información. Esto contribuirá aún más a la sensación de moverse en un entorno ‘sin fisuras’ donde las tecnologías irán integrándose progresivamente en nuestro mundo cotidiano, lo que reforzará la sensación de vivir en una era ‘cuántica’ en la que la conectividad y la compartición instantáneas se convertirán para las mentes más jóvenes en su segunda naturaleza. Progresivamente se hará más evidente que las tecnologías humanas, externas a nosotros mismos, solo manifiestan una realidad que existe dentro de nosotros.

  3. La comunicación simultanea e instantánea a través del espacio y el tiempo robustecerá en la Generación Fénix una sensación de vivir dentro de una sociedad planetaria. Se sentirán en contacto permanente con personas de todo el mundo con ideas afines. A medida que la gente experimente una sensación innata de estar conectada con los demás esta conectividad física ayudará a estimular y catalizar una empatía colectiva. La inteligencia instintiva, especialmente presente en las jóvenes generaciones, será compartida casi al instante por todo el mundo. Esta promoción de la colaboración conducirá a una aceleración de invenciones y nuevos descubrimientos.

  4. La informática cuántica será un motor principal del desarrollo de una nueva generación de tecnologías que surgirá junto a las nuevas ciencias que proporcionarán evidencia cuantificable y comprensión aplicada de la energía cuántica (es decir, capacidad científica para entenderla y medirla). Esto allanará el camino a una reescritura del conocimiento científico humano. La informática y la ciencia cuánticas se ocuparán de establecer los fundamentos de una era que, en su corazón, cambiará radicalmente la manera en que los seres humanos se comunican e interactúan con su entorno y con el universo viviente. Es probable que durante ese tiempo se desarrolle una forma de comunicación cuántica que permita a la humanidad intentar contactar con otras inteligencias de la galaxia. Esta tecnología física coexistirá con nuestras ‘tecnologías internas’ que también se abrirán a formas superiores de contacto (incluyendo el telepático). Durante estos años ulteriores de descubrimientos científicos se hará evidente que la humanidad no está sola en el cosmos. La próxima evolución de las tecnologías cuánticas será el paso adelante que hemos estado esperando en nuestro afán por hacer verificable el contacto con otras inteligencias del universo.

  5. La Generación Fénix también formará parte de una nueva generación de la biotecnología. El viejo modelo de pensamiento biotecnológico se centraba en modificar la función y el comportamiento de los microbios y de los organismos vivientes para mejorar su rendimiento. Esto iba desde mejorar el cuerpo humano – tecnologías de recombinación genética y terapias inmunológicas – hasta la bioingeniería. Sin embargo, el futuro de la tecnología no se centrará en la mejora de las capacidades actuales sino en su convergencia transversal. Toda la plétora de tecnologías emergentes – nano/biotecnología; biología sintética y cuántica, informática cuántica, etc. – se combinarán cada vez más de manera que la propia definición de ‘¿qué es la vida?’ será puesta en cuestión. La nueva era de innovación y progreso tecnológico será el comienzo del proceso de dar ‘vida’ a la tecnología. A medida que el ADN se fusione cada vez más con la informática y la biología sintética, seremos testigos de los estadios iniciales de una nueva fase de creación biotecnológica que señalará el nacimiento de una nueva era de tecnología viviente. Tras ello, la principal característica de las modernas tecnologías de la civilización humana será el hecho de que formarán parte del eco-sistema viviente de la Tierra.

En los años venideros será difícil subestimar el papel y el potencial de la tecnología. El desarrollo tecnológico no sólo será el rasgo distintivo de la era de la Generación Fénix – sino que también definirá la evolución futura de la humanidad.