En THE PHOENIX GENERATION: A New Era of Connection, Compassion & Consciousness  examino aspectos tales como la educación; la salud; los medios de comunicación y los estilos de vida; la política; la tecnología y la economía. En esta ocasión me gustaría empezar por comentar de qué manera los miembros de la Generación Fénix pueden introducir cambios en las áreas de la educación y la salud.

Una generación de gente joven está llegando a un mundo que cuenta con más ayuda tecnológica que en toda la historia de nuestra especie. E irán llegando con mentes que ven las cosas de forma diferente de cómo lo hacemos actualmente. Es decir, sus patrones de pensamiento no aceptarán automáticamente muchas de nuestras creencias, ideologías o sistemas socio-culturales. En especial, por ejemplo, discreparán de nuestros sistemas ortodoxos de educación y salud. En términos educacionales reclamarán – o más bien, exigirán – una plataforma tecnológicamente asistida sin parecido alguno con lo visto hasta ahora – porque aún no la hemos creado. Y por lo que se refiere a la salud, los de la Generación Fénix reaccionarán contra la aceptación automática del paradigma médico dominante. Se resistirán a que se les atiborre con pensamientos de viejo cuño, ideas inválidas y nociones anticuadas. Echemos un vistazo, en primer lugar, a una nueva fase en la educación.

Una Nueva Fase en la Educación y el Aprendizaje

La estructura, el contenido y la conectividad de esta nueva plataforma educacional ya están emergiendo – y supondrán una nueva etapa en el aprendizaje colaborativo. En otras palabras, el aula se está haciendo global.
Nuestros anticuados sistemas educacionales, respondiendo a las crecientes necesidades y actitudes de los estudiantes. tendrán que adaptarse y pasar por un replanteamiento y una revisión radicales. He aquí lo que preveo:

 

1)Las aulas no seguirán encerradas entre cuatro paredes: los espacios de aprendizaje serán más interactivos, incorporarán muchas características de interacción on-line y participación grupal. Algunas de ellas implicarán interactuar y trabajar on-line con otros estudiantes de todo el mundo; aprender mediante juegos de puzle virtuales y presentaciones multimedia on-line; conectarse con ambientes de aprendizaje que hagan uso de diversas plataformas. El entorno de enseñanza de los estudiantes se convertirá en un espacio abierto de colaboración que conecte con otros lugares de aprendizaje de todo el planeta – tanto físicos como virtuales. Es decir, cursos on-line masivos y abiertos (MOOC) que expandirán el repertorio de la enseñanza y el aprendizaje entre iguales.

2)Los estudiantes no solo tendrán acceso a un variado abanico de profesores sino que también aprenderán de colegas alrededor de todo el mundo. O sea,  la enseñanza no se limitará al modelo de ‘una persona liderando la clase’; más bien, gente mayor, personas jubiladas, voluntarios de todo el mundo, etc., estarán disponibles en plataformas on-line especialmente diseñadas para ofrecer sus servicios para preguntas y fórums de estudio. Invitados de diversas profesiones – líderes de empresas, científicos, artistas creativos, consultores, etc. – participarán con regularidad on-line en fórums de estudio para interactuar gustosamente con los estudiantes y hacerles llegar su propio aprendizaje y conocimiento.

3) También se desarrollarán plataformas on-line “Mundo 3-D” como experiencias de aprendizaje por inmersión. Algunos institutos de estudio perfeccionarán campus virtuales totalmente operativos (una extensión de los campus on-line) donde los estudiantes puedan inscribirse como avatares y asistir a clases virtuales concurridas por estudiantes de todas partes del mundo. El proceso de aprendizaje cambiará desde un modelo lineal bidireccional (profesor-estudiante) a un proceso de múltiples fases que incorpore una variedad de posibilidades de aprendizaje con colaboradores de niveles heterogéneos. Estos ambientes heterogéneos – que ya no se llamarán aulas – reunirán estudiantes de edades y habilidades variadas. De esta manera alumnos mayores, más doctos, también podrán ayudar en el proceso de aprendizaje de los alumnos de menor nivel. Es decir, el ambiente de aprendizaje no seguirá dependiendo del lugar ya que muchas plataformas de aprendizaje-enseñanza utilizarán un conjunto de espacios de colaboración virtual y on-line.

4) El proceso de aprendizaje se hará más divertido. Permitirá un amplio repertorio de creatividad y ‘tiempo libre’ para lluvia de ideas (lluvia de corazones*). La interacción entre los estudiantes y sus diversos profesores será mutua y no de una sola dirección. Los estudiantes usarán una amplia gama de juegos virtuales y actividades on-line de resolución de puzles para ejercitar su creatividad. Las plataformas de múltiples jugadores permitirán también que muchos estudiantes trabajen juntos y colaboren en la resolución de enigmas y búsquedas – al igual que en los videojuegos pero con objetivos y resultados constructivos.

* En palabras de Ian Summers: “Defino crear como hacer que lo que amas o lo que te importa germine. ‘Heartstorming’ es un proceso – un viaje – que ayuda a los creadores a identificar lo que aman y los empodera para darlo a luz. Es una aventura. Utiliza sus propios amores y sueños para producir una fuente abundante de energía que resulta en un crecimiento creativo.”.

5) Los módulos de estudio llegarán a ser más personalizados. Los estudiantes tendrán más influencia en la gestión de sus procesos de aprendizaje de acuerdo a sus necesidades, deseos, y motivaciones. El currículo de viejo cuño que consiste en preparar a los estudiantes para una mano de obra industrial ya no será aplicable. El mundo habrá cambiado de tal manera que hará obsoletas muchas necesidades añejas. Además, los estudiantes de la Generación Fénix tendrán una mayor comprensión instintiva de lo que cada individuo siente que necesita para aprender. La norma ‘un modelo que se ajusta a todos’ no seguirá siendo aplicable e irá desapareciendo gradualmente. Lo que es más importante, el sistema de recompensa de ‘la zanahoria y el palo’ seguirá también el camino de los dinosaurios. El viejo sistema de exámenes será reemplazado por una diversidad de retroalimentaciones (feedback) de comprensión/capacidad procedentes de profesores y compañeros. El conocimiento se evaluará por la comprensión y la capacidad individualizadas – no por calificaciones estandarizadas. El estrés y las dudas sobre uno mismo serán sustituidas por el disfrute y la auto-confianza.
Resumiendo, el sistema educacional que requiere la Generación Fénix festejará el conocimiento más que encasillarlo o categorizarlo en sentido estricto.  Aún se seguirán ofreciendo las materias tradicionales de ‘conocimiento’ – matemáticas, ciencia, historia, etc.; sin embargo irán acompañadas por una variedad de módulos más apropiados a las necesidades prácticas y creativas de la nueva era. Parecerá como si existiese para el estudiante una diversidad de tópicos con los que conectarse. La variedad de temas creativos, combinada con una gama de ambientes colaborativos on-line, llevará la educación a un nuevo nivel. Esos nuevos entornos de aprendizaje permitirán que los estudiantes sean selectores activos, en lugar de consumidores pasivos y obligados, de contenidos. La educación dejará de ser redundante y ayudará a los estudiantes a convertirse en co-creadores de su mundo.
Volvamos ahora a examinar, brevemente, lo que puede pasar cuando los miembros de las Generación Fénix ya no acepten ser un receptáculo de dogmas médicos marchitos.

La salud en la Era de la Generación Fénix

A nivel instintivo la gente joven sabrá mejor lo que funciona y lo que no. Durante los primeros años de la Generación Fénix preveo los siguientes cambios en el área de salud:

1) Habrá un rechazo dramático de la creencia y la confianza en la industria actual de la salud, y del comercio global que industrializa la enfermedad y transforma el bienestar humano en bien de consumo. El crecimiento de las ‘grandes farmacéuticas’, como se las ha denominado, constituye un conglomerado farmacéutico de agentes mundiales que ejercen una influencia política inmensa. Suya es una agenda que busca apoyar un modelo de enfermedad-con-ánimo-de-lucro a expensas de las prácticas naturales, de conocimiento y bienestar orgánicos. La premisa básica del viejo paradigma de la ‘industria de la enfermedad’ es que los beneficios están por delante de los pacientes. Según muchos investigadores, el lucro también está por encima de los ensayos de investigación transparentes y objetivos. El grupo de presión farmacéutico (también conocido como el drug lobby) exhibe su malsana influencia sobre los representantes de la política y los medios de comunicación. El resultado ya se ve como una pérdida de confianza en la industria farmacéutica, especialmente en el terreno de las vacunas.

2) La gente de la Generación Fénix ‘escuchará’ más sus cuerpos; será más cuidadosa con lo que ingiere (comida y medicinas); y sentirá instintivamente lo que su cuerpo necesita. Reconocerá la inteligencia innata de su cuerpo. En consecuencia los diagnósticos de salud dependerán menos de la valoración clínica y confiarán más en el propio instinto. Un aumento de la intuición sobre la propia salud guiará a la gente a escoger qué cambios necesita hacer para sí misma. Llegará a ser más común que la gente exprese la sensación y la intención de estar en comunicación con su cuerpo y su necesidades.. Esto sucederá de forma paralela a una pérdida de la ‘imagen pública’ y la reputación de las grandes compañías farmacéuticas a medida que emerjan revelaciones que hagan pública la deshonestidad de la forzada industrialización de la enfermedad. La industria corporativa de la salud será uno de los grandes y antiguos sistemas paradigmáticos que sufra a manos del cambio (r)evolucionario.

3) Habrá un aumento de la confianza y el apoyo hacia lo que ahora se consideran prácticas de salud ‘alternativas’. Esto surgirá mientras nuestras ciencias continúan validando los principios y propiedades de los campos de energía cuántica. El concepto de intercambio de energía, y medicina vibracional, en la sanación llegará a ser más común y cada vez más demandado. Esto incluye el uso de la consciencia humana en la sanación a distancia. Según el doctor Larry Dossey, a menudo nos referimos a ella y a otros atributos similares de la mente no local como ‘intencionalidad a distancia’. Un cambio mayor durante los años de la Generación Fénix será el reconocimiento de que la enfermedad no es solo un asunto individual, sino algo que afecta a quienes nos rodean. El surgimiento y reconocimiento de la sanación no-local será un elemento clave de cómo se visualice y se entienda la salud en los años post grandes farmacéuticas. Al principio los médicos de más edad tendrán dificultades para aceptar esta transición. Sin embargo, a medida que los miembros de la Generación Fénix vayan asumiendo sus posiciones como doctores abrirán las puertas a este nuevo periodo de la salud humana.

4) La salud y la enfermedad serán vistas como estados transicionales – incluso la muerte será reconocida como un momento transicional – y entonces la empatía, la compasión y el amor jugarán un papel mucho mayor en el proceso de sanación. Ya existen los primeros signos de este cambio en médicos y pacientes de mentalidad abierta en todo el mundo, y en muchas otras incidencias pocas veces publicadas. Se está llegando a reconocer que el bienestar humano guarda relación con lo transpersonal y no local. Los años venideros marcarán el inicio de una mayor educación y un nuevo entendimiento acerca de la salud, la biología y la naturaleza de dolencias y enfermedades.

5) El surgimiento de nuevos conocimientos científicos ayudará a los humanos a vivir más tiempo. La extensión de la vida irá de la mano de sorprendentes hallazgos científicos sobre la naturaleza del DNA humano. Llegaremos a descubrir que el DNA, cuando nuestro estado/frecuencia está listo para ello, actúa activando energías específicas en nuestro interior; es decir, aviva en el ser humano funciones latentes concretas de acuerdo con la necesidad evolutiva. Finalmente se acabará por aceptar el DNA como un proceso en despliegue, en lugar de cómo un estático 3% que gobierna un conjunto de reacciones químicas para construir proteínas. Dicho proceso en despliegue ocurre de una manera cuántica, no linear; y será entendido de forma intuitiva, ayudando a la gente a tener una percepción más natural de su bienestar. El desarrollo de la salud y el bienestar personal, con vidas alargadas, conducirá no a un incremento de la población sino más bien a su decrecimiento. Y esto será así porque habrá una disminución de la necesidad de ‘familias de supervivencia’ más numerosas, como sucede a menudo en las actuales naciones en vías de desarrollo. El instinto cambiará hacia familias más pequeñas que puedan proporcionar crianza y cuidados cercanos. Las parejas modernas de la Generación Fénix que vivan en regiones superpobladas puede que incluso opten por no tener hijos. Es probable que hacia el año 2030 los estados modernos empiecen a experimentar un declive en la población en lugar de un incremento.

En los años de la Generación Fénix las nueves mentes jóvenes simplemente escogerán hacer las cosas de otra manera – los viejos patrones cambiarán. Finalmente, nuestra sociedad planetaria estabilizará el crecimiento de su población de acuerdo con límites sostenibles. Vivir dentro de dichos límites formará parte de una nueva comprensión que regirá la salud y el bienestar humanos.

Descargar pdf – PG – Una Nueva Fase en la Educación y Salud